IQNA

0:12 - July 20, 2019
Noticias ID: 3503587
IQNA - China lamenta que EE.UU. cree, con sus sanciones unilaterales, obstáculos a Irán y otros firmantes del acuerdo nuclear en su intento por cumplir el mismo.

La presión que está ejerciendo Estados Unidos sobre Irán y su “jurisdicción de largo brazo” contra las compañías en terceros países es el “origen” de las tensiones entre Washington y Teherán, ha señalado este viernes en una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang.

De esta manera, el vocero del gigante asiático, además de reiterar el insistente rechazo de Pekín a las sanciones de EE.UU. contra la República Islámica, ha denunciado las presiones de Washington contra todo Estado que hace negocios con Teherán de manera legítima.

“China se ha opuesto, de forma sistemática y con determinación, a que EE.UU. imponga sanciones unilaterales y la llamada jurisdicción de largo brazo sobre otros países, incluida China”, ha indicado Geng.

El portavoz chino ha pronunciado estos comentarios al ser preguntado por las nuevas sanciones del país norteamericano, anunciadas el jueves, contra cinco individuos de nacionalidad iraní y siete entidades, cuatro de ellas con sede en China, “vinculados” al programa de energía nuclear de Irán.

A través de un comunicado, el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, anunció las medidas y acusó a los sancionados de “comprar y almacenar materiales nucleares críticos” para el programa de energía nuclear del país persa.

“Instamos a EE.UU. a que corrija de inmediato este enfoque erróneo y respete seriamente los derechos e intereses legítimos de todas las partes”, ha denunciado Geng.

La postura de China es clara respecto a la no proliferación, ha asegurado el vocero, para luego agregar que Pekín está en contra de cualquier actividad que busque el desarrollo de armas nucleares.

No obstante, ha destacado que China está comprometida a mantener la cooperación internacional en cuanto a la no proliferación en el marco del respeto mutuo, la igualdad y la satisfacción de los intereses.

Desde su salida unilateral del acuerdo nuclear de 2015, en mayo de 2018, la Administración del presidente norteamericano, Donald Trump, ha ido coaccionando a Irán, imponiéndole diversas sanciones, como parte de su campaña de “máxima presión” contra Teherán.

China culpó igualmente el martes al Gobierno estadounidense de causar las actuales tensiones con Irán y llevar el acuerdo nuclear sobre el programa nuclear iraní hacia un futuro incierto.

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: