IQNA

Kheir al-Nisa, una niña musulmana que vive en Malasia, ha logrado practicar el deporte del fútbol acrobático hasta el punto de superar incluso a sus homólogos masculinos. Kheir al-Nisa no considera el Hijab islámico como un límite para la práctica del deporte.